RUTA DE LA CASCADA DEL TABAYÓN DEL MONGAYU

Ruta de la Cascada del Tabayón del Mongayu

Dificultad: Fácil

Distancia: 9 Km (ida y vuelta)

Duración: 3h 20min

Iniciaremos la ruta (PR.AS-60) desde Tarna, último pueblo antes de llegar al puerto del mismo nombre. La ruta comienza en el camino que sale a la derecha en la entrada del pueblo, donde encontraremos el panel informativo que nos muestra el mapa y desnivel.

Al inicio de la ruta avanzaremos por un firme hormigonado y flanqueado por los muros de piedra de los prados, pero rápidamente pasamos a un camino de tierra. Según vamos ascendiendo nos adentramos en un precioso bosque de hayas.

Trás un rato de ascenso llegamos a un cruce de caminos, la encrucijada de Terreros. El camino de la izquierda nos conduce a los rebollos de Llanu del Toru, mientra que el de la derecha nos dirige a la cascada del Tabayón.

Si nos vemos con ganas, podemos coger el camino de la izquierda y visitar el Llanu del Toru para volver a descender de nuevo hasta la encrucijada de Terreros y proseguir por el camino de la derecha hacia la cascada del Tabayón del Mongayu.

Continuamos el camino en ascenso a través del bosque y atravesaremos el arroyo de la Requexada por un bonito puente de madera. Este bonito tramo del camino, cubierto en su mayoría por grandes hayas, no presenta un gran desnivel.

Un poco más adelante nos encontramos con la fuente de Arellales, la cual podemos aprovechar para rellenar las cantimploras. A partir de aquí el camino prosigue en un ligero descenso. Según avanzamos, entre los árboles, avistaremos al fondo la cascada y las cumbres del Canto del Oso y el Cueto Negro.

Al final del descenso nos encontraremos con la explanada de La Campona, aquí da comienzo el ascenso por un camino de piedras antes de llegar a la base de la cascada y disfrutar de la hermosa caida de agua de 60 metros de altura.

Después de visitar la cascada, descendemos de nuevo a la Campona y tomamos el camino de la izquierda que nos permitira regresar a Tarna a través del valle del rio Mongayu bajo las laderas del Cueto Negro.

Atravesaremos un ancho camino y llegaremos a la majada Rebollau, un pequeño claro en mitad del bosque. Cruzaremos por un puente el rio Nalón e iniciaremos el último ascenso hasta llegar nuevamente al pueblo de Tarna.

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar